sábado, 21 de marzo de 2015

El Papa critica la corrupción en la cuna de la Camorra

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco realizó este sábado un viaje maratoniano a Campania, una región del sur de Italia en la que tradicionalmente ha operado la mafia local, la Camorra, para denunciar con firmeza que "la corrupción es sucia" y que "una sociedad corrupta apesta".

En uno de los discursos más duros que se le recuerdan, Jorge Bergoglio no tuvo contemplaciones con los napolitanos al instarles a reaccionar "con firmeza contra las organizaciones" criminales para que "el mal no tenga la última palabra".
Pero el pontífice argentino también tuvo palabras contra los criminales, a los que pidió que se conviertan y que "se dejen invadir por el amor y la justicia".
La visita comenzó cuando Bergoglio aterrizó en Pompeya y fue recibido con gritos y aplausos de miles de personas, que se congregaron en torno al Santuario para verle y orar junto a él a la Virgen María durante poco más de media hora.
Después el máximo representante de la Iglesia Católica se subió de nuevo al helicóptero que le había llevado a Campania desde el Vaticano para iniciar, ahora sí, la visita intensa a Nápoles.
Su primer acto en la ciudad napolitana se celebró en el barrio de Scampía, una de las zonas con los índices de pobreza y criminalidad más altos de Italia y conocido por su estrecha relación con la mafia.
Aquí, frente a los niños, jóvenes y demás vecinos del barrio, el obispo de Roma pronunció un discurso lleno de fuerza, con el que condenó cualquier actividad delictiva.
"Cuánta corrupción hay en el mundo. (...) La corrupción es sucia y la sociedad corrupta apesta. Un ciudadano que deja que le invada la corrupción no es cristiano, ¡apesta!", afirmó Bergoglio.
"Espero que tengan el coraje de ir hacia delante con alegría, de portar hacia delante la esperanza, de ir por el camino del bien y no por la del mal. (...) De ir hacia delante limpiando la propia alma, el alma de la ciudad y de la sociedad para que no exista ese olor putrefacto que tiene la corrupción", agregó.
Rodeado de decenas de niños que coreaban su nombre y que interrumpieron en alguna ocasión su discurso, Bergoglio se refirió a Nápoles como una ciudad en la que "se ha intentado crear una 'tierra de nadie', un territorio en manos de la llamada microviolencia" en el que el día a día está lleno de dificultades y de "duras pruebas".
Unas complicaciones que sirven para crear "una cultura de vida que ayuda a levantarse después de cada caída, que ayuda a lograr de alguna manera que el mal no tenga la última palabra".
Esperanza fue la palabra más repetida por el octavo jefe del Estado del Vaticano en su paso por Nápoles, una esperanza que, dijo, eleva el alma.
Tras su visita a Scampía, el Papa Francisco se dirigió en coche hasta la Plaza Plebiscitos para celebrar una multitudinaria misa en la que también hizo un llamamiento a los jóvenes para que reaccionen "contra las organizaciones" criminales y que "la corrupción y el crimen no desfiguren el rostro" de la ciudad sureña.
"Queridos napolitanos, viva la esperanza, no se dejen robar la esperanza. No cedan a la tentación del dinero fácil y de los ingresos deshonestos. Esto es pan para hoy y hambre para mañana", afirmó.
"Esto no trae nada bueno. Reaccionen con firmeza contra las organizaciones que explotan y corrompen a los jóvenes, a los pobres y a los débiles, con el cínico tráfico de drogas y otros crímenes", prosiguió.
Asimismo, el sucesor de San Pedro en la Tierra pidió "a los criminales y a sus cómplices" que se conviertan y se dejen "invadir por el amor y la justicia, por la misericordia de Dios".
"Es posible regresar a una vida honesta. Se lo piden también las lágrimas de las madres de Nápoles, mezcladas con aquellas de (la Virgen) María. (...) Que estas lágrimas fundan la dureza de los corazones y lleven a todos de vuelta al camino del bien", señaló.
Ya en la tarde, el pontífice almorzó con un grupo de presos de la cárcel de "Giuseppe Salvia" de Poggioreale, entre los que había transexuales y enfermos de SIDA, conversó con algunos enfermos y mantuvo un encuentro con los religiosos de la ciudad.
La visita concluyó con una reunión con jóvenes y familias de Nápoles en el paseo marítimo Caracciolo de Nápoles, donde abordó temas como la eutanasia, la crisis, el desempleo juvenil o la marginación de los ancianos en la sociedad.

viernes, 20 de marzo de 2015

El Papa ve «inadmisible» la pena de muerte

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco ha recibido este viernes en audiencia a una delegación de la Comisión Internacional contra la pena de muerte, encabezada por su presidente, Federico Mayor Zaragoza, en la que ha manifestado que la pena de muerte es "inadmisible", ya que representa el "fracaso" del Estado de Derecho y fomenta la venganza.

"Hoy en día la pena de muerte es inadmisible, por cuanto grave haya sido el delito del condenado. Es una ofensa a la inviolabilidad de la vida y a la dignidad de la persona humana que contradice el designio de Dios sobre el hombre y la sociedad y su justicia misericordiosa, e impide cumplir con cualquier finalidad justa de las penas. No hace justicia a las víctimas, sino que fomenta la venganza", afirma Francisco en una carta entregada a Mayor Zaragoza durante el transcurso de la audiencia.
A juicio del Papa, para un Estado de derecho "la pena de muerte representa un fracaso, porque lo obliga a matar en nombre de la justicia" por lo que "nunca se alcanzará la justicia dando muerte a un ser humano".
En su misiva, el Pontífice precisa que, "con la aplicación de la pena capital, se le niega al condenado la posibilidad de la reparación o enmienda del daño causado; la posibilidad de la confesión, por la que el hombre expresa su conversión interior; y de la contrición, pórtico del arrepentimiento y de la expiación, para llegar al encuentro con el amor misericordioso y sanador de Dios".
El Santo Padre también lamenta que la pena de muerte sea "un recurso frecuente al que echan mano algunos regímenes totalitarios y grupos de fanáticos, para el exterminio de disidentes políticos, de minorías, y de todo sujeto etiquetado como 'peligroso' o que puede ser percibido como una amenaza para su poder o para la consecución de sus fines".
En cualquier caso, denuncia que "los Estados pueden matar por acción cuando aplican la pena de muerte, cuando llevan a sus pueblos a la guerra o cuando realizan ejecuciones extrajudiciales o sumarias. Pueden matar también por omisión, cuando no garantizan a sus pueblos el acceso a los medios esenciales para la vida".
Aunque el Papa ve necesario "en algunas ocasiones" repeler "proporcionadamente una agresión en curso para evitar que un agresor cause un daño, y la necesidad de neutralizarlo puede conllevar su eliminación", cree que este es el caso de la legítima defensa.
"Sin embargo --prosigue-- los presupuestos de la legítima defensa personal no son aplicables al medio social, sin riesgo de tergiversación" pues "cuando se aplica la pena de muerte, se mata a personas no por agresiones actuales, sino por daños cometidos en el pasado" y se actúa sobre "personas cuya capacidad de dañar no es actual sino que ya ha sido neutralizada, y que se encuentran privadas de su libertad".
Por todo ello, considera que "la pena de muerte es contraria al sentido de la humanitas y a la misericordia divina, que debe ser modelo para la justicia de los hombres" y cuestiona que se debata "en algunos lugares acerca del modo de matar, como si se tratara de encontrar el modo de hacerlo bien cuando "no hay forma humana de matar a otra persona".
Asimismo, arremete contra "la pena de prisión perpetua, así como aquellas que por su duración conlleven la imposibilidad para el penado de proyectar un futuro en libertad" pues "pueden ser consideradas penas de muerte encubiertas" al privar al culpable no sólo de su libertad sino también de su esperanza.
Por último, el Santo Padre alienta a continuar a la delegación de la Comisión Internacional contra la pena de muerte con la obra que realizan ya que, en su opinión, "el mundo necesita testigos de la misericordia y de la ternura de Dios y que el Señor Jesús les conceda el don de la sabiduría, para que las acciones que emprendan en pos de la abolición de esta pena cruel, sean acertadas y fructíferas".

domingo, 15 de marzo de 2015

Francisco: "Es una injusticia que los profesores estén mal pagados"

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco indicó que "enseñar es un trabajo bellísimo y de gran responsabilidad" por lo que calificó de "injusticia" que "los profesores están mal pagados", al recibir en el Vaticano a miembros de la Unión Católica Italiana de Profesores.

"Esto es una lástima porque no solo es el tiempo que destinan para crear en la escuela, sino que deben prepararse, pensar en cada uno de los alumnos, en cómo ayudarles a continuar hacia delante. Es una injusticia", dijo Francisco, que cumplió el segundo aniversario de su pontificado, lo que generó el aplauso de los docentes reunidos en el aula Pablo VI.

El Papa dijo basarse en Argentina porque es el caso que conoce mejor al afirmar que "los profesores, para tener un sueldo adecuado, deben al menos hacer dos turnos ¿Cómo logran hacer dos turnos?". Jorge Bergoglio explicó que "en una sociedad a la que le cuesta encontrar referentes, es necesario que los jóvenes hallen en la escuela un ejemplo positivo".

Así, subrayó la necesidad de contar con "profesores capaces de dar un sentido a la escuela, al estudio y a la cultura, sin reducir todo a la simple transmisión de conocimientos técnicos sino tratando de construir una relación educativa con cada estudiante, que debe sentirse acogido por lo que es, con sus límites y virtudes".

"Enseñar es una gran responsabilidad, un compromiso serio que solo una personalidad madura y equilibrada puede asumir. Una tarea así puede infundir temor pero conviene recordar que ningún profesor está solo: comparte siempre su trabajo con otros colegas y con toda la comunidad educativa", apuntó.

Alto funcionario del Vaticano justifica el eventual uso de la fuerza contra Estado Islámico

CIUDAD DEL VATICANO.- El más alto representante del Vaticano ante Naciones Unidas, el arzobispo Silvano Tomasi, dijo que el eventual uso de la fuerza puede ser necesario para parar los ataques del autodenominado Estado Islámico contra cristianos y otras minorías.

En declaraciones a un sitio de católicos en internet, Tomasi acusó a los yihadistas de cometer genocidio.
El arzobispo agregó que cualquier coalición contra Estado Islámico debe incluir a países musulmanes.
Es tradicional que el Vaticano se oponga a cualquier intervención militar en la región, pero el papa Francisco describió el uso de la fuerza como algo legítimo si sirve para frenar una agresión injusta.

El Papa, un experto en lidiar con el poder y los poderosos / Leandro Darío

Cautivó a Barack Obama, el presidente de la mayor potencia del mundo. Recibió a Vladimir Putin y también a las autoridades de Ucrania, en pleno conflicto bélico. Tendió lazos y cruzó telegramas con China, país con el que el Vaticano no tiene vínculos diplomáticos. Fue anfitrión del histórico restablecimiento de las relaciones bilaterales entre Cuba y los Estados Unidos. Y, además, logró que Cristina Fernández de Kirchner cambiara en pocos días su fría posición inicial y se abrazara con el “papa del fin del mundo”. Sólo por esas gestiones, Francisco podría ser calificado como un experto en deambular por la cocina del poder.

Por eso, sorprendieron sus palabras a la prensa mexicana. “A veces me he sentido usado por la política del país. Sé que mucha gente, sin quererlo la mayoría, algunos queriéndolo, usan venir acá o una carta mía o un llamado”, confesó a Televisa, en referencia a las fotos con muchos de los candidatos presidenciales en la Argentina.

“A Francisco lo definiría como un hábil político. Es uno de los mayores políticos actuales. Sabe hacia dónde va y qué es lo que quiere”, aseguró a 'Perfil' Rubén Dri, profesor de Sociología de la Religión en la UBA. Según el exponente de la Teología de la Liberación, el Papa asumió con “la misión primordial de recuperar a la Iglesia como factor de poder”. Otro aspecto que Dri remarca es la estrategia política que utiliza Jorge Bergoglio para conseguir ese objetivo: “Tiene una manera populista de acercamiento, de contacto con los sectores populares”.

Quien concuerda con esa visión es Fortunato Mallimaci, investigador del Conicet. “Así como hay una utilización política de los religiosos, hay una utilización católica de los políticos en la Argentina. Hemos pasado del sueño del obispo propio al sueño del papa propio. Acá nadie es ingenuo, nadie desconoce los intereses del otro”, sostiene el sociólogo que estudia la religión.

Para Daniel Bilotta, profesor titular de Planificación Comunicación en la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, las palabras de Francisco son una consecuencia de la exposición que tiene al frente de la Iglesia.

 “No es que el Papa sea un ingenuo pero pasaron dos años para comprender que el cargo que ocupa lo expone, como quedó demostrado con la infinidad de fotos que se sacó en el Vaticano y aquí fueron puestas al servicio de intereses casi particulares”, sostiene el académico. Bilotta marca una diferencia del ejercicio del poder durante su etapa en el Arzobispado de Buenos Aires, donde contaba con menor visibilidad, y su Pontificado, donde “no pudo permanecer fuera del enfoque de los medios por la necesidad de consolidar su liderazgo dentro de la Iglesia”.

En el plano de la política internacional, Francisco se destacó por su oposición al bombardeo norteamericano a Siria, sus gestos de paz y fraternidad ante el Muro de los Lamentos en Jerusalén, y su oposición a una “guerra fratricida” entre Ucrania y Rusia. Pero allí no se agotaron sus desafíos en la escena mundial.

 “En el plano político, el gran desafío de Francisco es Estado Islámico. Y ciertas formas de fundamentalismo musulmán que podrían significar muchísimo derramamiento de sangre y persecución de cristianos. Además, está pendiente la relación del Vaticano con China y también con Rusia”, consideró José María Poirier, director de la revista Criterio.

Francisco también demostró su cintura política en los últimos Colegios Cardenalicios, donde primero sorprendió y, luego, se alzó con el trono de San Pedro. Nada mal para un sacerdote de las periferias.

Las luchas del papa Francisco


Dos años después de su elección, el primer papa latinoamericano de la historia, Francisco, se ha convertido en un fenómeno de masas por sus gestos y aperturas, pero su proyecto de reformas genera crecientes resistencias internas.
Elegido el 13 de marzo del 2013 tras la sorpresiva renuncia de Benedicto XVI, en febrero de ese mismo año, acosado por los escándalos y las intrigas, Francisco asumió la dirección espiritual de más de 1,200 millones de católicos con un estilo nuevo, fresco y sencillo, lo que le ha valido ser considerado una de las personalidades más carismáticas del mundo.
En un plazo récord ha logrado que los católicos aprecien la Iglesia en un momento de crisis económica en todo el mundo, valorizando su compromiso con los pobres, los ancianos y dispuesta a dar alivio a los divorciados que se vuelven a casar y a las parejas gay.
El líder que prometió cambiar el sistema operativo de la Iglesia, que considera fundamental descentralizar, dar espacio a las iglesias periféricas, que ha querido renovar la poderosa Curia Romana, el Gobierno central, acusada de acumular poder, riqueza y privilegios, no parece disponer de mucho tiempo para realizar los cambios.
“Muchos esperan mirando el reloj a que termine el pontificado”, advirtió el veterano vaticanista Marco Politi, autor del libro Francisco entre los lobos .
La voluntad del papa, originario de Argentina, de cambiar la Iglesia va más allá de una operación de maquillaje y comienza a irritar a diferentes sectores. Por ello el 2015 se presenta clave para su pontificado, ya que deberá comenzar a presentar resultados. Dos frentes figuran entre los más difíciles y complejos: la reforma de la Curia, un proyecto lanzado en 2013, y la respuesta a los desafíos de la familia moderna y su evolución, con el Sínodo, que se celebrará en octubre.
Convencer a los jerarcas de la Curia y a las congregaciones de llevar una vida sencilla y sobria tras décadas de oropeles ha generado una guerra interna de “todos contra todos”, en particular por el manejo de las finanzas vaticanas, según la revista italiana L’Espresso , que publicó esta semana un número especial.
Esta revista publicó hace una semana un artículo en el que detalla la oposición a la reforma financiera del cardenal George Pell, poderoso secretario para la Economía del Vaticano, y revela que su secretario de economía se había gastado medio millón de euros en los últimos seis meses. Algunos gastos parecían legítimos para una nueva oficina, pero uno de ellos fue una cuenta de 2,508 euros (unos 2,800 dólares) del elegante sastre Gamarelli.
El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que las filtraciones son ilegales y deben ser condenadas y que era normal que hubiera diferencias de opiniones en complicados asuntos económicos y legales. Y criticó como “indignos y mezquinos” los ataques contra Pell, cuya gestión, indicó, avanzaba eficientemente.
Estas filtraciones demuestran que muchos están dispuestos a volver a los métodos del pasado para atacar a los enemigos, mientras que también han surgido nuevas rivalidades. Francisco, consciente de que tiene poco tiempo, cuenta con el apoyo de una parte de los prelados que no temen ayudarle, mientras otros esperan con prudencia.
Francisco, quien usa un lenguaje directo y espontáneo, que prefiere meter la pata y romper moldes con declaraciones inapropiadas, suele emplear parábolas del Evangelio para ilustrar la Iglesia que desea, que se inspira en aquella de los orígenes. Para mostrar con ejemplos su deseo de “oler a oveja”, concedió a un pequeño diario de un barrio pobre periférico de Buenos Aires, La Cárcova News , una entrevista exclusiva con ocasión de los dos años de su pontificado, algo impensable hasta hace pocos años en los acartonados corredores del Vaticano.
Sus colaboradores sostienen que es una persona “autoritaria”, cortante con los prelados y afable con los fieles, por lo que algunos llegan a acusarlo de ser un demagogo.
Un resultado evidente de su breve pontificado es que su mensaje ha llegado en todo el mundo, pero sobre todo en su continente, América, donde reside el mayor número de católicos del mundo.
Francisco empleó todo su prestigio para lograr el inicio de negociaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, firmado el 17 de diciembre, día de su 78 años cumpleaños, para cerrar más de medio siglo de tensiones y abrir una fase nueva para la historia de toda América, región que visitará por segunda vez este año. Una gira deseada y aprobada por él mismo para visitar tres países emblemáticos: Ecuador, Bolivia y Paraguay.
En semanas anteriores, el papa Francisco envió una carta al legislador de Buenos Aires, Gustavo Vera, a quien le pidió evitar la mexicanización al aludir al avance del narcotráfico en Argentina. El Vaticano se disculpó por esta declaración y México dio por zanjada la diferencia.
Ayer expresó a la entrevista con Televisa: “Evidentemente que es un término, permítaseme la palabra, técnico. No tiene nada que ver ya con la dignidad de México. Como cuando hablamos de la balcanización, ni los serbios, ni los macedonios, ni los croatas se nos enojan. Ya se habla de balcanizar algo y se usa técnicamente y los medios de comunicación lo han usado muchas veces”.
Reconoció que su comentario “levantó pólvora” pero aseguró que según estadísticas que le enviaron “el 90 por ciento de los mexicanos no se ofendió por la expresión”.
El papa Francisco tiene “la sensación de que su pontificado va a ser breve, cuatro o cinco años” y que no se siente “solo” y sin apoyos para gobernar la Iglesia, expresó en una larga entrevista exclusiva con la corresponsal de la televisión mexicana Televisa, Valentina Alazraki, con ocasión de su segundo año de pontificado.
Francisco, de 78 años, descarta “poner un (límite) de edad” al pontificado ya que considera que “el papado tiene algo de última instancia“, “una gracia especial“, dijo, que no debe tener un término fijado.
Interrogado por la periodista, que cubre el Vaticano desde hace unos 30 años, sobre si le gusta ser papa, Francisco responde con resignación: “¡No me disgusta!”. También sorprende con un chiste sobre el ego de los argentinos y confiesa que no ama viajar, que es muy apegado a sus hábitos.
Y vuelve a criticar con tono duro a la Curia Romana, la poderosa maquinaria central de la Iglesia, blanco por años de intrigas y escándalos financieros.
““Esta es la última corte que queda en Europa. Las demás cortes se han democratizado, incluso las más clásicas“”, aseguró tras reiterar que se propone “cambiarla”.

Francisco festeja con sobriedad su segundo aniversario como papa

CIUDAD DEL VATICANO.- Francisco festejó con sobriedad este fin de semana el segundo aniversario de su elección como Papa, sin celebraciones particulares aunque en el Vaticano se mantuvieron cerradas todas las oficinas el viernes por ser feriado.

La tarde-noche del miércoles 13 de marzo de 2013, luego de seis votaciones, los 115 cardenales electores eligieron pontífice al entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio.
El nuevo líder católico sorprendió al mundo con sus primeras palabras, su actitud cercana, su humildad y franqueza.
A dos años de aquel momento, numerosos mensajes de felicitación han llegado hasta el Vaticano y personas de todo el mundo se han sumado al festejo a través de las redes sociales utilizando la etiqueta #2añosconFrancisco.
Por su parte, él celebró presidiendo la tarde del viernes una liturgia penitencial de reconciliación en la Basílica de San Pedro, donde confesó a varios feligreses.

sábado, 14 de marzo de 2015

El Papa llama «antropófagos» a los sacerdotes pederastas

MÉXICO.- Los sacerdotes que abusan de niños "son antropófagos", ha dicho el Papa Francisco en una entrevista con la cadena mexicana Televisa, en la que también desveló tener la sensación de que su pontificado, iniciado hace dos años, "va a ser breve".

"Realmente me dolió mucho, me escandalicé", dijo el pontífice a la corresponsal de Televisa en el Vaticano sobre el momento en que se enteró de los abusos cometidos por el sacerdote Marcial Maciel (1920-2008), fundador de la congregación de los Legionarios de Cristo.
Francisco se preguntó "cómo esta persona pudo llegar hasta esto", y consideró que Maciel "evidentemente era una persona muy enferma, porque además de todos los abusos, creo que también había dos o tres mujeres de por medio, hijos con una o con otra".
 "O sea que había algo allí, y mucha plata. La corrupción empieza por los bolsillos, pero creo que se trataba de un enfermo, un gran enfermo", insistió.
Refirió que cuando se tomó conciencia en el Vaticano de las acciones de Maciel, el entonces cardenal Joseph Ratzinger "llevó la cosa (la investigación) adelante y el papa san Juan Pablo II le dio luz verde de llevarla, y cuando lo hicieron el Papa ya actuó".
La congregación de los Legionarios de Cristo fue fundada en México en 1941 por Maciel, condenado posteriormente por el papa Benedicto XVI (Ratzinger) por sus "gravísimos e inmorales" comportamientos y por la vida que llevó "sin escrúpulos y sin verdadero sentimiento religioso".
Desde antes de la muerte del Papa Juan Pablo II en 2005, el cardenal Ratzinger, entonces prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, ya seguía los pasos de Maciel, pero no fue hasta 2006 cuando, ya como papa, le castigó por los abusos sexuales que cometió durante décadas a seminaristas.
Sobre si hubo un encubrimiento en las altas esferas de la Iglesia a las acciones de Maciel, Francisco dijo en la entrevista, cuya segunda parte fue difundida la noche del viernes, que "uno puede presumir que sí, aunque siempre en justicia hay que presumir la inocencia".
 "Pero sería raro que no tuviera algún padrinito por ahí, medio engañado, medio que sospechara y no supiera. Eso yo no lo he investigado", abundó.
Sobre los sacerdotes que abusan sexualmente de niños, el líder católico expresó: "Son antropófagos; es como si se comieran a los chicos, los destruyen. Aunque haya un solo cura (que abuse de menores) es suficiente para avergonzarnos y para hacer lo que hay que hacer. En esto hay que seguir adelante y no volver un paso atrás".

El Papa Francisco también contempla la posibilidad de renunciar

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco ha asegurado que tiene la sensación de que su pontificado va a ser "breve", de "cuatro o cinco años" y ha apuntado que él es "de la idea de lo que hizo Benedicto XVI", que renunció.

"Yo tengo la sensación que mi Pontificado va a ser breve. Cuatro o cinco años. No sé, o dos, tres. Bueno dos ya pasaron. Es como una sensación un poco vaga. No sé qué es. Pero tengo la sensación que el Señor me pone para una cosa breve, no más", afirma en una entrevista con Televisa.
En todo caso, afirma que a él no le gusta poner una edad límite, como los 80 años por ejemplo, pero recuerda que Benedicto XVI "abrió una puerta" y "no hay que considerarlo como una excepción sino una institución".
El Papa también confiesa que, aunque "no" le "disgusta" ser Papa, lo único que querría es poder salir un día sin que nadie le conociera, e irse "a una pizzería a comer una pizza".
Cuando se cumplen dos años de su pontificado, Francisco explica que no decidió irse a Santa Marta porque el apartamento del Vaticano fuera "lujoso" porque "no" lo es, sino porque no hubiera tolerado la soledad allí. En cualquier caso, reconoce que busca la "sencillez" y que, por eso no puede desplazarse en un Mercedes o un BMW. "Trato de ser yo, como me gusta", subraya.
En esta línea, se refiere a "la injusticia de las riquezas" y recuerda que no pagar el sueldo justo o pagar en negro a la trabajadora del hogar es "pecado mortal". 
"El dinero siempre es traicionero", alerta, al tiempo que aclara que uno "no" es "comunista" por pensar así.
Sobre la reforma de la Curia, el Papa dice que la Corte pontificia es "la última corte que queda en Europa" y es "un poco atávica". 
"Las demás cortes se han democratizado, incluso las más clásicas. Hay algo en la corte pontificia, que mantiene mucho una tradición, un poco atávica ¿no? Y no lo digo peyorativamente, como una cultura. Y esto hay que cambiarlo, tiene que dejar lo que pueda tener de corte todavía y ser un grupo de trabajo, al servicio de la Iglesia", asegura.
Para conseguir esto, apuesta por la "conversión", también para "sanear" y que no vuelvan a ocurrir casos como el de Vatileaks o los escándalos morales.
Sobre el Sínodo de la Familia, Francisco cree que se han creado unas "expectativas desmesuradas" pero aborda la cuestión de los divorciados que se vuelven a casar para aclarar que el hecho de dar la Comunión "no soluciona nada" porque "lo que la Iglesia quiere" es que esa persona "se integre en la vida de la Iglesia".
"Pero hay algunos que dicen: "No. Yo quiero tomar la Comunión y ya está. Una escarapela. Una honorificencia. No. O sea reintegráte", ha señalado. Además, ha puesto de manifiesto la "contradicción" de que un mafioso, delincuente o asesino que esté casado por la Iglesia sí pueda ser padrino de Bautismo y otro que esté divorciado no.
Por otro lado, Francisco se muestra preocupado por la emigración que hoy en día "es fruto del hambre, de la guerra" pero también de "la falta de trabajo", de la "tiranía de un sistema económico que tiene al dios dinero en el centro y no a la persona". En este sentido dice que se alegra de "que Europa esté revisando su política migratoria".
Concretamente, preguntado por la migración en México, Francisco se refiere al narcotráfico y afirma que es una zona "de mucho sufrimiento" donde los traficantes de droga "no se van con chiquitas". Así, ha recordado a los 43 estudiantes desaparecidos en México que "de alguna manera están pidiendo, no venganza, justicia, y que se los recuerde".
Para el Papa, no solo el gobierno mexicano sino todos tienen que "poner el hombro".
 "Yo sé que es muy difícil denunciar a un narcotraficante. Porque le va la vida, es una especie de martirio ¿no? Es duro, pero creo que todos en situaciones así, sea en México o no en México, tenemos que poner el hombro", añade.
Por otra parte, aborda el caso de abusos por parte del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, un "escandalazo" que le "dolió" mucho y defiende la actuación del Papa Juan Pablo II, que "dio luz verde" y de Joseph Ratzinger.
"Quiero dejar muy claro que el entonces cardenal Ratzinger y San Juan Pablo II eran conscientes y dijeron: adelante. Uno, en la investigación. Y el otro dando luz verde", insiste.
En esta línea, Francisco explica que la Comisión para la Tutela de los Menores quiere "prevenir" los casos de abusos y remarca que "aunque haya un solo cura es suficiente para avergonzarse y para hacer lo que hay que hacer".
 "En esto hay que seguir adelante, y no volver un paso atrás", puntualiza.

El Pontífice bromeó sobre la idiosincrasia de los argentinos en una entrevista con la televisión mexicana

MÉXICO.- El papa Francisco, que cumple hoy dos años de pontificado, bromeó sobre la idiosincrasia de los argentinos y hasta contó un chiste sobre el gran "ego" que se les atribuye, en una entrevista con la cadena de televisión mexicana Televisa.

En la entrevista, que la cadena ha divido en dos partes, de las cuales la primera ya se ha difundido y la segunda se pasará esta noche, Francisco, el primer papa latinoamericano, habla de una amplia variedad de temas, incluido sus gustos y "penitencias" y de algunas de sus afirmaciones más polémicas.
En un momento de la conversación con la corresponsal de Televisa en el Vaticano, Valentina Alazraki, cuando esta última le pregunta sobre su particular forma de contestar de forma personal a algunas de las cartas de sus fieles, empieza su explicación diciendo que lo que iba a decir podría traerle "un problema personal" en su país.
"Simplemente cuento lo que me ha pasado", agrega, para hablar luego de cuál fue la reacción en su país a su nombramiento. "Los argentinos, cuando vieron un papa argentino, se olvidaron de todos los que estaban a favor o en contra del papa argentino; los argentinos, que no somos humildes y que somos muy engreídos..", empieza a decir. Es entonces cuando, para sorpresa de la entrevistadora, el papa le pregunta: "¿Usted sabe como se suicida un argentino?, se sube arriba de su ego y de allí se tira abajo".
El pontífice recuerda que cuando vivía en Buenos Aires era "muy callejero", pues "iba, venía por las parroquias".
Indica que le cuesta "un poquito" acostumbrarse a su actual vida en el Vaticano, aunque ya se ha habituado porque ha encontrado otras maneras de "callejear", como el teléfono.
Revela justamente que su "gran penitencia" son "los viajes", pues no le gustan.
"Yo soy muy pegado al hábitat, es una neurosis. Una vez leí un libro muy lindo que se llama: 'Alégrese de ser neurótico'. Entonces, uno tiene que descubrir las neurosis que tiene, cebarle mate todos los días, tratarla bien, para que no le haga daño ¿no?", explica.
Confiesa, asimismo, que ir a Roma antes de ser papa no le gustaba, porque había "algún ambiente de chisme", por lo cual se iba "enseguida.

viernes, 13 de marzo de 2015

El Papa anuncia un Año Santo extraordinario

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco anunció hoy la celebración de un "Jubileo de la Misericordia", que comenzará el próximo 8 de diciembre con la apertura de la Puerta Santa de la basílica de San Pedro y concluirá el 20 de noviembre de 2016.

El Año Santo comenzará oficialmente el día de la Inmaculada Concepción y finalizará casi un año después, en la festividad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, dijo el papa.
El anuncio de este Año Santo extraordinario se produjo durante la celebración de la penitencia en la Basílica de San Pedro, el mismo día en el que se cumple el segundo aniversario de la elección como papa del argentino Jorge Mario Bergoglio.
"La llamada de Jesús nos anima a no detenernos nunca en la superficie de las cosas, sobre todo cuando nos encontramos ante una persona. Estamos llamados a ver más allá, a apuntar al corazón para ver de cuánta generosidad es uno capaz. Nadie puede ser excluido de la misericordia de Dios", dijo.
Y añadió: "He pensado a menudo en cómo la Iglesia pueda hacer más evidente su misión de ser testimonio de la misericordia. Es un camino que inicia con una conversión espiritual. Por eso he decidido convocar un Jubileo extraordinario que tenga en su centro la misericordia de Dios".
La Santa Sede informó de que la apertura de esta celebración adquiere "un significado especial" ya que tendrá lugar en el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II (1962-1965).
Asimismo indicó que el anuncio oficial y solemne del Año Santo se realizará mediante la lectura y publicación en la Puerta Santa de la "bula" en el día de la Divina Misericordia, fiesta instituida por Juan Pablo II y que este año se celebrará el 12 de abril.
El primer papa jesuita y latinoamericano de la Historia ha dedicado esta celebración a la Misericordia, a la que se ha referido en múltiples ocasiones y que está incluida en el propio lema de su pontificado: "Miserando atque eligendo" ("Lo miró con misericordia y lo eligió").
En el caso del Jubileo convocado hoy por Francisco, se trata de un Año Santo extraordinario, es decir, que ha sido proclamado con ocasión de un acontecimiento de particular importancia.
Su inicio oficial tendrá lugar con el simbólico y tradicional derribo de la Puerta Santa, que se abre solamente durante el Año Santo.
Su apertura simboliza que, durante el tiempo jubilar, la Iglesia ofrece a los fieles una "vía extraordinaria" hacia la salvación.
Tras la apertura de la Puerta Santa en la Basílica de San Pedro, serán abiertas sucesivamente las de las otras basílicas mayores de Roma: San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros y Santa María Mayor.
Los Años Santos ordinarios celebrados hasta la fecha han sido 26, el último el 2000, con el cambio de milenio y bajo el pontificado de Juan Pablo II.

Dos años del Papa en 10 frases


CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco celebra este 13 de marzo dos años al frente del Pontificado. Un mandato que ha estado caracterizado por su "arrojo" y su carácter "transformador", y también por sus muchas frases llamativas.

Desde el principio el Papa Francisco se ha mostrado llano y abierto a hablar, dejando algunas frases que han sido comentadas a lo largo y ancho del globo en las que ha 'tocado' todos los temas, desde la corrupción hasta la inmigración, pasando por la pederastia y la familia.

Aquí hay una pequeña selección de 10 frases que ha dicho el Papa Francisco en sus dos años como Pontífice de la Iglesia Católica de Roma.

"A mi edad, seamos realistas, hay poco que perder"

"Sé que me puede pasar algo pero estoy en manos de Dios. Cuando fui a Brasil fui en un 'Papamovil' cerrado, y yo no podía saludar al pueblo en una lata de sardina. Aunque sea de vidrio. Para mí, eso es un muro. He firmado en todos los países a los que voy que yo me hago responsable de lo que me pase. A mi edad, seamos realistas, hay poco que perder", aseguró el Pontífice en junio del pasado año.

"El big-bang no contradice la intervención divina, al contrario, la exige"

El papa Francisco afirmó en octubre de 2014 que el Big-Bang, la teoría científica que explica el origen del universo, "no contradice la intervención creadora divina, al contrario, la exige". "El inicio del mundo no es obra del caos que debe a otro su origen, sino que deriva directamente de un Principio Supremo que crea por amor", aseguró.

"La verdad es la verdad y no debemos esconderla"

El pasado noviembre, el Pontífice dijo esto en relación con el caso de presuntos abusos en la diócesis de Granada: "¿Cómo lo he recibido? Con gran dolor, un gravísimo dolor. Pero la verdad es la verdad y no debemos esconderla".

"No dejéis a los inmigrantes a merced del mar y de traficantes sin escrúpulos"


"Los movimientos migratorios requieren modalidades de recepción adecuada que no dejen a los inmigrantes a merced del mar y de las bandas de traficantes sin escrúpulos. Al mismo tiempo, se necesita una colaboración activa entre los Estados, para regular y gestionar eficazmente estos fenómenos", dijo el Pontífice en diciembre de 2014.

"Si él insulta a mi madre, puede esperar un puñetazo"

Después del atentado a la revista satírica francesa Charlie Hebdo el pasado enero, el Pontífice defendió la libertad de expresión pero precisó que no se puede "insultar" ni "bromear" sobre la religión de otros porque esto es "provocar". "Es verdad que no se debe reaccionar violentamente, pero aunque seamos buenos amigos, si él insulta a mi madre, puede esperar un puñetazo", precisó.

"La corrupción es quitar al pueblo"

En el mismo mes de enero, el Papa aseguró que la corrupción "es quitar al pueblo". "La persona corrupta que hace negocios corruptos o que gobierna de forma corrupta roba al pobre. Las víctimas son los pobres".

"No hay lugar para los que abusan de los menores"

En una carta enviada en febrero a los presidentes de las Conferencias Episcopales, el Papa advirtió a los obispos de que en los casos de pederastia "no podrá haber prioridad de otro tipo de consideraciones, sean de la naturaleza que sean, como por ejemplo, el deseo de evitar el escándalo, porque no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores".

"Me quedé helado con los abortos en España"

El Papa Francisco dijo haberse quedado "helado" al conocer la cifra de abortos en España. "Y se descartan los chicos que sobran, que molestan o que no conviene que vengan. Los obispos españoles me decían recién la cantidad de abortos, ¡el número! ¡Yo me quedé helado! ¿no? Ellos tienen ahí los censos de eso, más o menos", señaló durante un discurso a la Comisión para América Latina en febrero de 2014.

"Pagar salarios en negro es un pecado gravísimo"

Con el inicio de la Cuaresma, el Papa Francisco alertó de que "pagar salarios en negro es un pecado gravísimo" y que los cristianos que lo realizan y luego ofrecen donativos a la Iglesia están utilizando "a Dios para encubrir la injusticia".

"Abandonar a los mayores en la residencia es pecado mortal"

"Recuerdo, cuando visitaba una residencia, que hablaba con algunos mayores y tantas veces he escuchado: ¿Cómo está? ¿Y sus hijos? Bien. ¿Cuántos tiene? Muchos. ¿Y vienen a visitarla? Sí, sí siempre vienen. ¿Y cuándo fue la última vez? Y recuerdo una señora que me dijo: 'Por Navidad'. ¡Estábamos en agosto! Ocho meses sin visitarla, ocho meses abandonada. Esto se llama pecado mortal, ¿entendido?". Así de claro lo dijo a principios de marzo de este año.

Dos años de un Papa reformador en Roma

CIUDAD DEL VATICANO.- Dos años después de su elección, el primer Papa latinoamericano de la historia, Francisco, se ha convertido en un fenómeno de masas por sus gestos y aperturas, pero su proyecto de reformas genera crecientes resistencias internas.

Elegido el 13 de marzo del 2013 tras la sorprendente renuncia de Benedicto XVI, acosado por los escándalos y las intrigas, Francisco asumió la dirección espiritual de más de 1.200 millones de católicos con un estilo nuevo, fresco y sencillo, lo que le ha valido ser considerado una de las personalidades más carismáticas del mundo.
En un plazo récord ha logrado que los católicos aprecien la Iglesia en un momento de crisis económica en todo el mundo, valorando su compromiso con los pobres, los ancianos, y dispuesta a dar alivio a los divorciados que se vuelven a casar y a las parejas gais.
El líder que prometió cambiar el sistema operativo de la Iglesia, que considera fundamental descentralizar, dar espacio a las iglesias periféricas, que ha querido renovar la poderosa Curia Romana, el gobierno central, acusada de acumular poder, riqueza y privilegios, no parece disponer de mucho tiempo para realizar los cambios. "Muchos esperan mirando el reloj a que termine el pontificado", advierte el veterano vaticanista Marco Politi, autor del libro 'Francisco entre los lobos'.
La voluntad del Papa que viene del sur de mundo de cambiar la Iglesia va más allá de una operación de maquillaje y comienza a irritar a diferentes sectores. Por ello el 2015 se presenta clave para su pontificado ya que deberá comenzar a presentar resultados.
Dos frentes figuran entre los más difíciles y complejos: la reforma de la Curia, un proyecto lanzado en 2013, y la respuesta a los desafíos de la familia moderna y su evolución, con el Sínodo que se celebrará en octubre.
Convencer a los jerarcas de la Curia y a las congregaciones de llevar una vida sencilla y sobria tras décadas de oropeles ha generado una guerra interna de "todos contra todos", en particular por el manejo de las finanzas vaticanas, según la revista italiana L'Espresso, que publicó esta semana un número especial.
Rivalidades
Las filtraciones recientes a la prensa sobre los supuestos gastos elevados del cardenal George Pell, poderoso secretario para la Economía del Vaticano, demuestran que muchos están dispuestos a volver a los métodos del pasado para atacar a los enemigos, mientras que también han surgido nuevas rivalidades.
Francisco, consciente de que tiene poco tiempo, cuenta con el apoyo de una parte de los prelados que no temen ayudarle, mientras otros esperan con prudencia. "Este es un pontificado que se fijó un término. Eso implica que las fuerzas que se oponen se miren el reloj y se digan: esperemos unos cuatro o cinco años y todo esto se va a acabar", explica Politi.
Francisco, que usa un lenguaje directo y espontáneo, que prefiere meter la pata y romper moldes con declaraciones inapropiadas, suele emplear parábolas del Evangelio para ilustrar la Iglesia que desea, que se inspira a aquella de los orígenes.
Para mostrar con ejemplos su deseo de "oler a oveja", concedió a un pequeño diario de un barrio pobre periférico de Buenos Aires, La Cárcova News, una entrevista exclusiva con ocasión de los dos años de su pontificado, algo impensable hasta hace pocos años en los acartonados corredores del Vaticano.
Sus colaboradores sostienen que es una persona "autoritaria", cortante con los prelados y afable con los fieles, por lo que algunos llegan a acusarlo de ser un demagogo.
Un resultado evidente de su breve pontificado es que su mensaje ha llegado en todo el mundo, pero sobre todo en su continente, América, donde reside el mayor número de católicos del mundo. Francisco empleó todo su prestigio para lograr el inicio de negociaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, firmado el 17 de diciembre, día de su 78 años cumpleaños, para cerrar más de medio de siglo de tensiones y abrír una fase nueva para la historia de toda América. Una región que visitará por segunda vez este año. Una gira deseada y aprobada por él mismo para visitar tres países emblemáticos: Ecuador, Bolivia y Paraguay.

martes, 10 de marzo de 2015

El Papa, ante un posible atentado: 'Pido que no duela'

BUENOS AIRES.- El Papa ha afirmado, ante la posibilidad de sufrir un atentado, que sólo le pide a Dios que no le duela porque es "muy cobarde para el dolor físico", en una entrevista concedida a la revista argentina 'La Cárcova News', a pocos días de que se cumplan dos años de su pontificado.

"Mira, la vida está en manos de Dios. Yo le dije al Señor: Vos cuídame. Pero si tu voluntad es que yo me muera o que me hagan algo, te pido un sólo favor: que no me duela. Porque yo soy muy cobarde para el dolor físico", ha puesto de manifiesto.
Por otro lado, el obispo de Roma, que se define como "un pecador cualquiera" afirma que el peor pecado es "renegar de Dios" y ha recomendado vivir "haciendo obras de fecundidad, obras de amor para el bien de la gente" porque "el peor pecado contra el amor" es quizás "renegar de una persona".
"Hay una persona que te ama, y tú reniegas de ella haciendo como que no la conoces. Te está amando y tú reniegas de ella. El que más nos ama es Dios. Renegar de Dios es uno de los peores pecados que hay. San Pedro cometió ese pecado, renegó de Jesucristo ¡y le hicieron Papa! ¿Entonces qué me queda para mí? Así que no ¡Adelante!", ha explicado en la entrevista.
Sobre los problemas de drogadicción de los jóvenes el Papa ha dicho que los más le preocupa es "el triunfalismo de los traficantes de drogas".
 "Esta gente ya canta victoria, han vencido, han triunfado. Y eso es una realidad. Hay países o zonas donde todo está bajo el dominio de la droga. Con respecto a Argentina, puedo decir sólo esto: hace 25 años era un lugar de paso de la droga, hoy en día se consume. Y no tengo la certeza, pero creo que también se fabrica", ha apuntado.
El Papa ha invitado a los padres a darles a los hijos "la pertenencia a un hogar". Para el Pontífice argentino, esa pertenencia "se da con amor, con cariño, con tiempo, llevándolos de la mano, escuchándolos, jugando con ellos, dándoles lo que necesitan en cada momento para su crecimiento".
En este sentido, ha alertado del peligro de no dedicarles el tiempo necesario y ha aconsejado darles sobre todo "un lugar para que se expresen". Además, ha señalado que lo más importante que hay que trasmitir a los hijos es la fe. "A mí me duele mucho cuando encuentro chicos que no saben hacerse la señal de la cruz. A esos chicos no les ha llegado lo más importante que un padre y una madre les pueden dar: la fe", ha incidido.
Preguntado por su optimismo incluso en situaciones sociales o internacionales que son causa de grandes sufrimientos para la población, el Papa ha afirmado que "toda persona puede cambiar". En este sentido ha precisado que no se trata de optimismo, sino de "fe en la persona".
 "Dios no abandona a sus hijos. Me gusta repetir la frase que nosotros, los hijos de Dios, metemos la pata a cada rato, nos equivocamos, pecamos, pero cuando pedimos perdón, Él siempre nos perdona", explica.
El Papa también reflexiona sobre la relación con la fe y ha admitido que "hay altos y bajos", al tiempo que ha reconocido que en algunos momentos se es consciente "de la presencia de Dios" y otras veces la gente se olvida de eso. Por ello, ha invitado a los creyentes a "estar en paz y luchando. "Hay que esta alerta. No ser derrotista, no ser pesimista", ha recalcado.
Igualmente, ha aclarado que hay que acostumbrarse a que la fe no es un sentimiento, sino algo más, es la relación con Cristo. "Yo creo que Él me salvó. Ése es el punto justo de la fe", dice al tiempo que recomienda llevar siempre un Evangelio "chiquito" en el bolsillo, porque es "la palabra de Dios" y "así se alimenta la fe".
Por otro lado ha explicado que tener en cuenta las distintas opiniones antes de tomar una decisión. "A mí nunca me fue mal escuchar a las personas. Cada vez que las escucho, siempre me va bien. Las veces que no las escuché me fue mal --señala--. Esta es la riqueza del diálogo. Dialogando, escuchando, uno se enriquece".
El Papa también ha reflexionado en la entrevista sobre la tendencia que empuja a los jóvenes hacia las relaciones virtuales y ha defendido que "el verdadero amor prevé el contacto físico". 
"Tú puedes amar a otra persona, pero si no le estrechas la mano, no le das un abrazo, no es amor; si amas a alguien como para casarte, es decir, con el deseo de entregarte completamente, y no le abrazas, no le das un beso, no es verdadero amor. El amor virtual no existe", asegura.
En este sentido, ha advertido de que los jóvenes tienen en la actualidad una capacidad de información "muy grande", lo que les puede llevar a convertirse en "jóvenes-museo".
 "Un joven-museo está muy bien informado, ¿pero qué hace con todo lo que tiene? La manera de ser fecundo en la vida no pasa por acumular información o mantener solamente comunicaciones virtuales sino por cambiar lo concreto de la existencia", apunta.
Francisco también reflexiona sobre las elecciones generales en Argentina y pide a los políticos "un programa electoral claro", "honestidad en la presentación de la candidatura" y una campaña electoral "gratuita". 
"Un candidato tiene que presentarse a la sociedad con un programa electoral claro, bien estudiado", enfatiza. 
 Finalmente adelanta que está previsto visitar Argentina en 2016, aunque precisa que "todavía no hay nada seguro" porque depende del resto de la agenda.

lunes, 9 de marzo de 2015

Francisco: «Un mundo donde las mujeres son excluidas es un mundo estéril»

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa ha defendido este domingo, Día Internacional de la Mujer, que "un mundo donde las mujeres son excluidas es un mundo estéril". Tras el rezo del Ángelus, el Pontífice ha agradecido la labor de todas las mujeres que "buscan construir una sociedad más humana y acogedora", en especial, a todas aquellas que "testimonian el Evangelio y trabajan en la Iglesia".

En este sentido, el Obispo de Roma ha reivindicado "la importancia y la necesidad de las mujeres en la vida" no sólo "porque las mujeres dan la vida, sino porque trasmiten la capacidad de ver más allá". Así, ha destacado que las mujeres "trasmiten la capacidad de ver el mundo con ojos distintos y con un corazón más tierno".
El Pontífice argentino ha reflexionado sobre el episodio del Evangelio que narra cuando Jesús echó del templo a los mercaderes. "Los verdaderos adoradores de Dios no son los custodios del templo material, detentores del poder y del saber religioso, sino aquellos que adoran a Dios en Espíritu y Verdad", ha sentenciado.
Así, ha llamado a los miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro a buscar la "belleza del encuentro con Cristo" y a permitir que Dios haga limpieza en los corazones. En este sentido, ha preguntado: "¿Permito a Dios hacer limpieza en mi corazón y echar a los ídolos de la envidia, la mundanidad, el odio?". Finalmente, Francisco ha agregado que Dios hace limpieza "no con la fusta sino con la misericordia".

domingo, 8 de marzo de 2015

El Vaticano negocia con Italia un acuerdo para poner fin al secreto bancario

CIUDAD DEL VATICANO.- La Santa Sede confirmó este fin de semana que el Estado de Ciudad del Vaticano e Italia están celebrando reuniones para evaluar un plan y llegar a un acuerdo que permita alcanzar una "mayor transparencia" en el intercambio de información sobre datos bancarios de contribuyentes. 

A preguntas sobre si ambos Estados están negociando un acuerdo que ponga fin al secreto bancario, fuentes del Vaticano aseguraron que "se está evaluando un plan para llegar a una mayor transparencia".
Según dichas fuentes, "están teniendo lugar reuniones entre las dos delegaciones para llegar a una solución a este problema", aunque descartaron que el acuerdo pueda firmarse antes de final de marzo.
Italia ha cerrado acuerdos en los últimos días con países como Suiza, Liechtenstein y el Principado de Mónaco para superar el secreto bancario -que permite a las entidades bancarias negarse a ceder datos sobre los titulares de sus depósitos- y luchar contra la evasión fiscal.
Son unos pactos firmados por los Gobiernos de ambos estados para intensificar los intercambios de información y fomentar la cooperación administrativa, en palabras del Ministerio de Economía y Finanzas italiano.

Avanza firme, pero lenta, la reforma del Vaticano dos años después de la llegada de Francisco

CIUDAD DEL VATICANO.- A pocos días de cumplirse el segundo aniversario de la elección de Jorge Mario Bergoglio como Papa, la reforma a las estructuras del Vaticano avanza con paso firme, pero lento, coincidieron varios cardenales.

Tras la sorpresiva renuncia de Benedicto XVI, que entró en vigor el 28 de febrero de 2013, los purpurados de todo el mundo fueron convocados a Roma para discutir sobre el futuro de la Iglesia católica antes de encerrarse en la Capilla Sixtina para elegir al futuro pontífice.

En las “congregaciones generales”, los encuentros a puerta cerrada previos al Cónclave, que comenzó el 12 de marzo de ese año, los cardenales alcanzaron un acuerdo: Fuese cual fuese el elegido, debía impulsar una reforma a fondo de la Curia Romana, el entramado de organismos que auxilian al Papa en el gobierno de la Iglesia universal.

Apenas poco más de 24 horas después del inicio de la votaciones en la Sixtina, el arzobispo de Buenos Aires Bergoglio fue presentado al mundo tras el “Habemus papam” con el nombre de Francisco.

Un mes después, el flamante Papa anunció la creación de un consejo de cardenales que lo ayudaría en la reforma del Vaticano. Originalmente el grupo estaba compuesto por ocho miembros, pero después se extendió a nueve.

Conocido coloquialmente como el “C-9”, el consejo fue convocado a reuniones periódicas (cada dos o tres meses) con el obispo de Roma, para avanzar en un nuevo diseño institucional para la Curia.

"Tras un comienzo acelerado y la recopilación de numerosas propuestas (más de 100 documentos provenientes de diversas partes del mundo), sólo unas semanas atrás se presentó un primer borrador de los cambios a realizar ante más de 150 cardenales.

“Todavía eso está muy en pañales, por ahora se ha avanzado en una mínima parte de lo que realmente se quiere. Hay un consenso mayoritario entre los cardenales de que lo hecho, hasta ahora, está bien”, dijo José Luis Lacunza Maestrojuán.

El obispo de la diócesis de David y el primer cardenal en la historia de Panamá estableció que el objetivo es una reducción de los organismos de la Curia y un “enflaquecimiento” de la estructura, pero advirtió que es necesario “ir más allá”.

"El objetivo no debería ser realizar sólo una reforma cosmética, sino ir al fondo y llevar a cabo una conversión pastoral, que pasa por entender la Iglesia no como un fin en sí misma sino como un instrumento para hacer el evangelio creíble y aceptable”, añadió.

“Claro que es difícil, porque la fe no es un barniz exterior, no es un maquillaje. La fe es un estilo de vida, debe llegar al corazón, tiene que llegar al modo de ser profundo y después traducirse en el modo de ser de cada día. Eso requiere una conversión radical”, agregó.

Al final de todas las discusiones en curso se espera que el Papa Francisco promulgue una nueva constitución apostólica que sustituya a la “Pastor Bonus” (Pastor bueno), promulgada en 1988 por Juan Pablo II y la cual estableció la conformación actual de la Curia vaticana.

Más de 25 años después, el escándalos del robo y la filtración a la prensa de documentos confidenciales del Papa Benedicto XVI, conocido como el “vatileaks”, demostró todas las limitaciones de la estructura y la necesidad de reformarla.

En parte ese escándalo derivó en la inédita renuncia de Joseph Ratzinger y empujó la elección como su sucesor de un hombre que se había mantenido al margen de las intrigas palaciegas que debió afrontar el pontífice alemán.

Jorge Mario Bergoglio aprovechó la sorpresa de su elección y una positiva imagen mediática para poner sobre la mesa la necesidad de una reforma, que ya dio sus primeros resultados.

Por lo pronto, el fruto más concreto ha correspondido a una reconfiguración de las oficinas económicas de la Santa Sede, antes dispersas. Para asegurar la vigilancia y el control en este campo el Papa creó dos organismos: El Consejo y la Secretaría de Economía.

El primero está compuesto por ocho cardenales y siete especialistas no religiosos. Su objetivo principal es establecer las políticas financieras que deben respetarse en todos los organismos del Vaticano.

La segunda pone en práctica esas grandes líneas y, sobre todo, fiscaliza inversiones y manejo de capitales. La meta de estas nuevas oficinas es mantener una línea de transparencia y rendición de cuentas, para dejar atrás tiempos de mala imagen por escándalos de corrupción.

No obstante el Papa haya dado ya pasos adelante en materia económica, él mismo ha dejado en claro –varias veces- que su principal preocupación no es la reforma estructural sino “la reforma de los corazones”, un cambio cultural y encaminado a la congruencia entre los católicos.

“Me parece clave este mensaje”, señaló –también en entrevista- el cardenal Daniel Fernando Sturla Berhouet, arzobispo de Montevideo en Uruguay.

"Uno ante todo uno es un cristiano y cuando tiene más responsabilidades en la Iglesia, está llamado a vivir más intensamente la vida cristiana. Eso supone una vida de desprendimiento, de austeridad, de amor hacia el que más necesita”, indicó.

“Me siento totalmente identificado y ojalá nos ayude a todos los que tenemos un servicio de responsabilidad en la Iglesia ante todo a ser cristianos”, agregó.

Aunque en el entorno del Vaticano las reformas que ha emprendido Francisco han generado turbulencias e incluso resistencias, con filtraciones de documentos en la prensa italiana, Sturla aseguró que esa actitud no se advierte en otras latitudes.

“En Uruguay no he visto resistencias a la propuesta del Papa, más bien veo una aceptación cordial. Sí creo que es natural y parte de nuestro ser cristiano, que haya Papas que sintonicen más con ciertos grupos eclesiales y Papas que sintonicen con otros”, explicó.

“Esto no debe escandalizarnos. Es natural. Dentro de la Iglesia hay grupos muy diversos. El Papa a nivel general y los obispos a nivel local son centros de unidad en la diversidad”, apuntó.

El papa recuerda en Roma la primera misa no en latín, oficiada por Pablo VI

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco festejó este sábado el cincuenta aniversario de la celebración de la primera misa que no fue pronunciada en latín y que fue oficiada por el beato Pablo VI en 1965, en la parroquia de Ognissanti (Todos los Santos) de Roma. 

Precisamente es en esta misma parroquia donde Jorge Bergoglio dirigió a los asistentes un discurso en defensa de la liturgia como "la primera e indispensable fuente a la que los fieles pueden extraer el verdadero espíritu cristiano".
"El discípulo de Jesús no va a la iglesia sólo para cumplir un precepto, para sentirse bien con Dios al que no se le debe molestar demasiado. Va a la iglesia para encontrarse con el Señor y en su gracia", afirmó el pontífice argentino ante los fieles católicos que se acercaron a escucharle.
Bergoglio insistió en que la liturgia no es solo "una doctrina que comprender o un rito a completar" sino "una fuente de vida y de luz para el camino de fe" y por ello, subrayó, no se puede "reemplazar con cumplidos religiosos aquello que se le debe al prójimo".
"El culto, las celebraciones litúrgicas son un ámbito privilegiado para escuchar la voz del Señor, que guía en el camino de la justicia y de la perfección cristiana", aseveró.
Finalmente, el máximo representante de la Iglesia Católica recordó al beato Pablo VI, autor de la encíclica sobre la defensa de la vida y la familia "Humanae Vitae".
"Justo aquí, hace cincuenta años, el beato Pablo VI inauguró, en cierto sentido, la reforma litúrgica con la celebración de la misa en la lengua que hablaba la gente. Espero que esta circunstancia reviva en ustedes todo el amor por la casa de Dios. En ella encontrarán una gran ayuda espiritual", señaló.
El pontífice rememoró así el 7 de marzo de 1965 cuando Pablo VI se convirtió en el primer papa en celebrar una misa que no era en latín, sino que fue en italiano.
Aquel día fue histórico para la Iglesia Católica, que dio un paso hacia adelante e inició el camino hacia la concepción de las eucaristías tal como se entienden en la actualidad.

El Papa Francisco pone fecha para visitar Argentina

BUENOS AIRES.- Francisco fue elegido Papa el 13 de marzo de 2013, en lo que fue la quinta votación efectuada durante el segundo día de cónclave para elegir pontífice. A pocos días de cumplirse dos años de aquél momento, Guillermo Karcher, Secretario de Procotolo del Vaticano, habló en radio América.

El funcionario aseguró que Francisco "está dedicado a erradicar de la iglesia los abusos de menores que son una aberración" porque desde que asumió su cargo "tuvo coraje para los cambios en la iglesia. Y es capaz de llevar adelante más" modificaciones.
En otra instancia de la entrevista se habló sobre una fecha tentativa en la que el santo padre podría visitar Argentina. "En julio de 2016 no visitará el país pero podría ir en primavera de ese año" precisó el Secretario de Procotolo del Vaticano.
En referencia al trabajo diario que lleva adelante, muy cerca del Papa, Karcher aseguró que "es un lindo desafío acompañar a Francisco cada día en su tarea”. Y contó que el sumo pontífice no tiene demasiadas formalidades. "Francisco es auténtico con la gente”. 
Karcher recordó cuáles fueron sus sensaciones cuando se enteró que Mario Bergoglio era el nuevo Papa de la Iglesia Católica. "Me temblaron las piernas cuando eligieron a Bergoglio como Papa”. El funcionario del Vaticano aseguró además que "hay colaboración en la iglesia para abrir las puertas a todos" y que "Francisco evita los festejos pero le gusta celebrar con la gente”

sábado, 28 de febrero de 2015

El Papa arremete de nuevo contra la explotación laboral

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco ha criticado que se paguen los salarios en negro o se ofrezcan 600 euros al mes por once horas de trabajo, sólo porque siempre habrá alguien que aceptará debido a la necesidad, en un discurso dirigido a varias cooperativas italianas. 

"Hay quien ofrece once horas de trabajo al día por 600 euros al mes. Y si no te gusta, pues te dicen que te vayas a casa. Esto es lo que pasa en este mundo, donde si tú no aceptas otro aceptará. El hambre hace que se acepten también trabajos en negro, como todo el personal doméstico. ¿Cuántos de ellos tienen garantizada la pensión?", ha explicado el Pontífice.
Francisco, que ha improvisado en varias ocasiones respecto al discurso preparado, también ha lamentado el "drama de la cultura del descarte" y ha dicho, a modo de ejemplo: "¿Y tú que eres? Soy ingeniero. ¿Cuántos años tienes? 49. Entonces no sirves, vete".
En su largo discurso, Francisco ha valorado el trabajo de las cooperativas y les ha pedido que encuentren "formas, métodos e instrumentos para combatir esta cultura del descarte, cultivada por los poderes que manejan las políticas económicas-financieras del mundo globalizado". 
Por ello ha aconsejado a las cooperativas que se conviertan "en el motor que levanta y desarrolla la parte más débil de nuestras comunidades locales y de la sociedad civil". Y que, "especialmente piensen a los jóvenes y a tantas mujeres que necesitan entrar en el mundo del trabajo, o a los adultos que pierden el empleo".
También les ha instado a que se activen "como protagonistas para realizar nuevas soluciones de bienestar social, particularmente en la sanidad, un campo delicado donde tanta gente no pobre no encuentra respuestas a sus necesidades".
El Papa se ha referido asimismo a "la economía y su relación con la justicia social, y con la dignidad de las personas" y ha criticado "un cierto liberalismo que cree que sea necesario primero producir riqueza, no importa cómo, para después promover alguna política redistributiva por parte del Estado". 
También ha invitado a que "el movimiento cooperativo tiene que ejercitar un rol importante para apoyar, facilitar y también dar ánimo a la vida de las familias" y por tanto ha instado a que se busquen soluciones para "la armonización entre trabajo y familia".
Francisco ha pedido además que haya más colaboración entre cooperativas bancarias y empresas, para "organizar los recursos para hacer vivir con dignidad y serenidad a las familias; pagar salarios justos a los trabajadores, invertir en las iniciativas que sean realmente necesarias".
El Papa también ha advertido contra las falsas cooperativas "que se prostituyen con el propio nombre de cooperativa para engañar a la gente con el objetivo de lucrarse".
 Y ha afirmado que "el dinero es el estiércol del diablo" y que "en una cooperativa auténtica, verdadera, no manda el capital sobre los hombres, sino los hombres sobre el capital".

domingo, 22 de febrero de 2015

El Papa, a Merkel: «El trabajo de los jefes de Estado es proteger a sus pobres»

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa ha expresado a la canciller alemana, Angela Merkel, que "el trabajo de los jefes de Estado es defender a los pobres", durante la reunión privada de 40 minutos en la Sala de la Biblioteca del Vaticano y que se desarrolló en un clima de cordialidad, según informó el periódico italiano La Stampa.

"Me gusta regalar esta imagen a los jefes de Estado porque pienso que su trabajo es proteger a sus pobres", dijo el Papa durante el intercambio de regalos, en el que Francisco le ha obsequiado con la medalla del Pontificado, que representa a San Martín mientras ofrece su manto al pobre. Así Merkel ha respondido: "Nosotros tratamos de hacerlo lo mejor posible".
Por su parte, la canciller alemana ha entregado al Papa una donativo económico destinado a ayudar a los niños refugiados que huyen de los conflictos en el Medio Oriente, sobre todo de Siria e Irak. Además, Merkel también regaló al Papa un cofre de discos de música de Bach y un libro.
El Papa, que durante el intercambio de regalos pronunció en alemán la palabra "danke" (gracias), también ofreció a la canciller una copia de su exhortación apostólica "Evangelii gaudium". Después del encuentro con el Papa, Angela Merkel se reunió con el Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin.
Merkel no se reunirá durante su viaje a Italia con instituciones del Gobierno italiano, está previsto que esta tarde visite la Comunidad de Sant'Egidio, en el barrio romano de Trastevere.
La delegación alemana se completaba con otras 14 personas además de la canciller alemana, entre las que estaban la embajadora ante la Santa Sede, Annette Shavan, el secretario de Estado y portavoz, Steffen Seibert, el consejero para la política exterior Christoph Heusgen, el consejero para las políticas sociales y religiosas, Christian Luft, el consejero para la política económica, Lars-Hendrik Roeller, el consejero para los asuntos europeos, Nikolaus Meyer-Landrut, y el jefe del protocolo, Jurgen Christian Mertens.
Es la tercera vez que Papa Francisco y Angela Merkel se reúnen. La primera fue el 19 de marzo de 2013 en San Pedro, en ocasión de la Misa del inicio de Pontificado, y la segunda el 18 de mayo del mismo año, en la que hablaron durante más de cuarenta minutos sobre Europa y la solidaridad en el marco de la crisis económica.

sábado, 21 de febrero de 2015

Papa Francisco: 'Pagar en negro es un pecado gravísimo'

CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco ha advertido de que es "un pecado gravísimo" utilizar a Dios para cubrir la injusticia y ha puesto el ejemplo de aquellos empresarios que van a Misa cada domingo o envían un cheque a la Iglesia pero luego pagan en negro a sus empleados.

"Si uno va a Misa todos los domingos y recibe la comunión, se le puede preguntar: ¿Y cómo es tu relación con los empleados? ¿Les pagas en negro? ¿Les pagas un salario justo? ¿También depositas las contribuciones para la jubilación y para el seguro sanitario?", ha preguntado en su Misa matutina en Santa Marta.
El Pontífice se ha referido a "tantos hombres y mujeres" que "tienen fe pero dividen las tablas de la ley", que dicen enviar un cheque a la Iglesia pero luego no se preocupan por quienes están a su cargo. "En tu Iglesia, en tu casa, con aquellos que dependen de ti, ya sean hijos o abuelos o empleados ¿Eres generoso, eres justo?", ha insistido.
Francisco ha aclarado que un empresario "no puede hacer ofertas a la Iglesia sobre los hombros de la injusticia que hace con los empleados".
 "Este es un pecado gravísimo: es usar a Dios para cubrir la injusticia", ha advertido.
De esta forma, el Papa ha explicado que "no es un buen cristiano el que no hace justicia con las personas que dependen de él" y ha puntualizado que la Cuaresma, "no es solo no comer carne el viernes y después hacer crecer el egoísmo, la explotación del prójimo e ignorar a los pobres".
Entre otros, ha puesto el ejemplo de aquel que cuando está enfermo acude al hospital y le atienden rápido porque tiene un seguro de salud pero no piensa en los que al no tener seguro tienen que esperar "seis, siete u ocho horas, incluso por una cosa urgente".
También ha invitado a pensar en los niños, en los ancianos y en "los encarcelados". 
 "¿Qué haces por aquella gente? ¿En tu corazón hay lugar para aquellos que no han cumplido con los mandamientos, que se han equivocado y están en la cárcel?", ha preguntado.

miércoles, 18 de febrero de 2015

El Vaticano abre un centro de investigación para erradicar los abusos sexuales

CIUDAD DEL VATICANO.- El Vaticano ha inaugurado un centro de investigación y educación en Roma especializado en la formación del clero y los educadores, para prevenir y luchar contra los abusos sexuales a menores y personas vulnerables. 

El Centro para la Protección de los Menores (CCP), coordinado por la Pontificia Universidad Gregoriana, según informa el diario católico italiano 'Avvenire', pretende ser punto de referencia mundial en la prevención del abuso sexual a menores y la ayuda a las víctimas.
Durante su presentación este lunes, el arzobispo de Boston y presidente de la Pontificia Comisión para la tutela de menores, el cardenal Sean O'malley, explicó que el objetivo es educar a todas las generaciones de sacerdotes no solo en la importancia de la prevención, sino también en la necesidad de la rendición de cuentas ante la justicia.
En este sentido, comentó que la Iglesia debe comprometerse "humildemente en materia de rendición de cuentas, transparencia y tolerancia cero". Así, comentó que abogados especializados en derecho canónico y teólogos están revisando propuestas legales para penalizar los comportamientos abusivos de obispos y superiores de órdenes religiosas. Además, indicó que la Pontificia Comisión para la Tutela de Menores celebrará seminarios para funcionarios del Vaticano, así como para nuevos obispos que visiten el Vaticano para que sean resolutivos y eficaces en los casos de abusos y que sepan cómo actuar con las víctimas.
O'Malley reconoció que los escándalos de abusos sexuales "rebajaron seriamente" la credibilidad de la Iglesia en sus tareas fundamentales de defensa de los derechos humanos, de los no nacidos y de los inmigrantes. "Esto se debe en gran parte a la percepción de una falta de rendición de cuentas por parte de nuestro liderazgo, lo que ha hecho que muchas personas pierdan la confianza en nosotros y en la Iglesia -recalcó-. Tenemos que hacer todo lo posible por rescatar nuestra credibilidad.

domingo, 15 de febrero de 2015

El Papa pide a los obispos ucranianos que no se involucren en política

CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Francisco ha instado a los obispos católicos ucranianos a evitar involucrarse en "acciones políticas concretas" y los ha invitado a "mostrar cercanía" a la población afectada por el conflicto, sin mencionar en su discurso a Rusia.

"A nivel nacional, ustedes tienen el derecho de manifestar sus ideas sobre el destino de su país. No para promover una acción política concreta, sino para reafirmar valores que constituyen un elemento de unión de la sociedad ucraniana", ha dicho el Papa a los cerca de 30 obispos ucranianos, entre ellos dos de rito oriental, los cuales han celebrado esta semana la tradicional visita 'ad limina' cada cinco años a El Vaticano. 
La mayoría de los líderes de la Iglesia Católica de ese país apoya al Gobierno de Kiev en su conflicto con las fuerzas separatistas, casi todas ortodoxas que gozan a su vez del apoyo de Rusia.
Desde hace un año, han tenido lugar la anexión por parte de Moscú de Crimea, una península que, antes de ser ucraniana, había pertenecido a Rusia hasta 1954, y una guerra entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos. Muchos líderes católicos han criticado la posición de El Vaticano, ya que consideran insuficiente el apoyo recibido hasta ahora de la jerarquía de la Iglesia contra lo que consideran una agresión rusa con el fin de quebrar la unidad del país.
En su largo discurso, el Papa no ha mencionado la política del presidente ruso, Vladimir Putin, pero sí la historia de la exrepública soviética. "Ha sido una tierra que durante mucho tiempo ha estado sometida al martirio", ha dicho Francisco, tras lamentar que la crisis haya tenido "graves repercusiones en la vida de las familias". 
"Como país, se encuentran en una situación de grave conflicto que se está alargando durante varios meses, que sigue cobrándose muchas vidas inocentes y que causa gran sufrimiento a toda la población", ha recalcado.
 "Conozco los acontecimientos históricos que han marcado esa tierra y que están presentes en la memoria colectiva", ha reconocido el pontífice. El Papa ha reiterado su petición a que se respete el alto el fuego en Ucrania. "Que sea respetado el principio de derecho internacional, en particular, que sea observada la tregua recientemente firmada" entre el Ejército ucraniano y los separatistas prorrusos en Ucrania, ha dicho. 
"Que se apliquen todos los compromisos, condición para evitar la reanudación de las hostilidades", ha agregado.
Según la prensa italiana, el Papa desea enviar al cardenal hondureño Óscar Rodríguez Maradiaga, presidente de Caritas Internationalis, para contribuir en las negociaciones de paz entre las partes. Se trata de una situación delicada para la Iglesia Católica, que considera una prioridad el diálogo con el patriarcado ortodoxo de Moscú. El discurso del Papa ha sido interpretado como una advertencia a los curas y a los obispos ucranianos para que se mantengan neutrales.

sábado, 14 de febrero de 2015

El arzobispo Ricardo Blázquez, ordenado cardenal por el papa Francisco

CIUDAD DEL VATICANO.- El arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Ricardo Blázquez Pérez, ha sido este sábado el número 12 de los 20 nuevos purpurados en acercarse al Papa y arrodillarse ante él para recibir la birreta y el anillo cardenalicio. El Pontífice ha otorgado a Ricardo Blázquez la iglesia romana de Santa María in Vallicella, que representa la comunión del nuevo cardenal con Roma.

El consistorio, en el que estaba el Papa emérito Benedicto XVI, ha comenzado con el saludo litúrgico y la oración colecta. Tras la proclamación del Evangelio, el Papa ha exigido a los nuevos cardenales que no acepten "injusticias" ni siquiera las que "podrían ser beneficiosas" para ellos o para la Iglesia. 
La delegación gubernamental española que ha acudido a la ceremonia estaba encabezada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, y el ministro del Interior, Jorge Fernández.
Además, han estado presentes un total de 40 obispos españoles y el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, que también asistirán por la noche a la cena organizada por el embajador de España ante la Santa Sede, Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga. 
El arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, se ha convertido así en el cuarto cardenal de la historia de la Diócesis vallisoletana 104 años después de que el arzobispo José María De Cos y Macho fuese creado purpurado en 1911.
Tras esta ceremonia, serán doce los cardenales españoles que pertenecerán al Colegio Cardenalicio. De ellos, son miembros de la CEE el arzobispo emérito de Madrid, Antonio María Rouco Varela; el arzobispo emérito de Toledo, Francisco Álvarez Martínez; el arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo; el arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares Llovera; el arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach; el arzobispo emérito Castrense, José Manuel Estepa Llaurens; el arzobispo emérito de Pamplona y obispo emérito de Tudela, Fernando Sebastián Aguilar, y el arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez.
Otros cardenales españoles son: Eduardo Martínez Somalo, Prefecto emérito de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica y Camarlengo emérito del Colegio Cardenalicio; Julián Herranz Casado, presidente emérito del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos y de la Comisión Disciplinar de la Curia Romana; Santos Abril y Castelló, Arcipreste de la Basílica de Santa María la Mayor; y José Luis Lacunza Maestrojuán, obispo de la diócesis de David (Panamá), creado cardenal también este sábado.
Entre todos ellos, son electores Abril y Castelló (21-9-1935); Rouco Varela (20-8-1936); Martínez Sistach (29-4-1937); Blázquez Pérez (13-4-1942); Lacunza Maestrojuán (24-2-1944) y Cañizares Llovera (15-10-1945).